En primera fila PVEM, ¡en plena campaña! Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*

VERDEA punto de aprobarse formalmente la prohibición de usar animales de vida silvestre en espectáculos públicos, el Partido Verde “Ecologista”, uno de los “satélites” e incondicionales del PRI -principal impulsor del proyecto-, volvió a ser nuevamente objeto de controversia ante la opinión pública esta semana ante su incongruencia como opción política.

Tal y como le restregara el diputado federal petista, Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara, respetar la naturaleza no sólo significa hacerlo con el entorno en el que vivimos, conservar un paisaje de especial belleza, salvar de la extinción a especies animales o proteger las ballenas o elefantes.

El respeto por la naturaleza nos lleva a la larga a cambiar nuestra forma de vivir y actitud respecto al mundo y nosotros mismos, por lo que es loable impulsar una legislación para proteger la vida animal y quien la impulsa manifiesta una visión integral y de respeto a la vida y la relación de ésta con el entorno natural.

No obstante, según el dictamen, los circos que emplean animales silvestres pertenecen a otro momento histórico, donde no existía consciencia sobre la capacidad de sufrimiento de los animales y la importancia del cuidado y conservación de las especies, y que los circos deben evolucionar sin afectar a otras especies animales.

Así, el Verde propone, entre otros, modificar el artículo 78 de la Ley General de la Vida Silvestre para prohibir el uso de ejemplares de esta vida silvestre en circos.

Sin embargo, esta supuesta “preocupación” por la vida animal y la comprensión del sufrimiento animal exige congruencia entre el tema y el quehacer político, sin presentar el doble discurso de la demagogia en temas ambientales y de vida silvestre.

En caso contrario, es tanto como hablar de corrupción y tener una “Casa Blanca” obtenida con recursos inexplicables, o bien acudir al Congreso a hablar de Morelia, de Invictus, pues ya lo vemos en los cinemas de Germán Larrea -es propietario de Cinemex-, en cuyos anuncios dice haber limpiado todos los ríos que contaminaron sus empresas en Sonora.

¡Pura demagogia legislativa del Partido Verde! El artículo 3 de la propia Ley General de Vida Silvestre define crueldad como acto de brutalidad, sádico o zoofórico contra cualquier animal, ya sea por acción directa, omisión o negligencia.

Verá Usted. La fracción XIII del Artículo 3 de la Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos, que aprobaron el Verde y el PRI, define espectáculos en vivo como los juegos con apuesta que cuenten con permiso del nuevo Instituto y que se realizan en hipódromos, carreras de caballos, canódromos, carrera de hidalgos, peleas de gallos y las carreras de caballos en escenarios temporales.

Hubiera hablado el Verde de todos esos gallos que van a morir ahí, más que de Morelia e Invictus, pues se trata de una ley que no pasa la prueba del principio de protección de la vida animal y la adopción de medidas para evitar maltrato o sufrimiento innecesario que sustenta ese Partido en su dictamen de iniciativa.

Así, si fuera congruente quien dice ser defensor de los animales, debió votar contra la Ley de Juegos y Sorteos que permite el uso, abuso y maltrato de amínales en juegos de apuesta, lo que resulta más grave, ya que, al fin de cuentas, ya no sólo se trata de entretenimiento, sino del abuso de animales con el objeto de obtener ganancias a costa de la explotación y vida de los animales involucrados… pero el Verde votó a favor.

La falta de credibilidad en la clase política se sustenta en un abismo entre lo que se dice y hace. Quien se preocupa por la vida lo hace en sus términos, no busca pretexto o justificación alguna.

La protección de animales debe estar más allá del uso político y propagandístico que chantajea la sensibilidad de los ciudadanos para obtener un impacto mediático; este juego de doble cara afecta la credibilidad en los actos del Poder Legislativo.

Lo único cierto es que la propuesta del Verde no tiene más objetivo que la promoción mediática para aprovechar la preocupación de los ciudadanos por la protección animal, por lo que los cambios al párrafo tercero del Artículo 78 para prohibir usar ejemplares de vida silvestre en circos, NO es la propuesta más adecuada ni correcta para combatir el maltrato a los animales, como tanto anuncia el Verde.

Esa generalidad debió acotarse, ya que NO todo ejemplar de la vida silvestre que mantienen en cautiverio empresas cirqueras implica actos de maltrato animal. A este nivel, en cualquier momento querrán cerrar hasta las exposiciones de arácnidos o serpientes.

El Poder Legislativo ha creado leyes para proteger la vida silvestre con una visión integral. En cambio, los legisladores del Verde “Ecologista”, que claman la prohibición del maltrato a los animales en circos, sin embargo, SI aceptan el maltrato de animales en hipódromos, galgódromos, carreras de caballos y peleas de gallos en ferias.

Estos “protectores” de animales rechazan, incluso, el uso de ropa o accesorios de origen animal, lo que no sucede con su prominente gobernador de Chiapas, el primer gobernador de ese partido, Manuel Velasco Coello -prometido de la actriz Anahí Puente- quien no sólo aceptó portar un tocado de piel de animal, sino además, contra un trato digno de personas, aceptó ser transformado en una mula tradicional en comunidades indígenas, en las que quienes lo cargan son mexicanos indígenas, en calidad de tlatoani.

Por si fuera poco, el mandatario deja de considerar que estos usos y costumbres contravienen principios constitucionales de trato digno y respetuoso a los gobernados, pero todo mundo sabe de la operación de recambio del PRI con el Verde “Ecologista”. Saben que no deben, pero utilizan toda esta propaganda.

Por cierto, el diputado Ladrón de Guevara exhibió en el Congreso la foto del gobernador de Chiapas en su “mula”, como una prueba del respeto del Verde “Ecologista” a los animales.

Todo hace suponer que Velasco Coello parece haber iniciado una campaña política anticipada, para la cual gastó ¡más de 10 millones de dólares en su propia imagen -comunicación social y publicidad- durante su primer año de labores!, esto es casi la mitad del presupuesto de Chiapas, según publicó Univisión, mientras que en redes sociales existen llamados a denunciarlo ante el Instituto Nacional Electoral.

Con todo, el joven mandatario de 34 años -alcanzó la gubernatura con la coalición Verde, PRI y Nueva Alianza- manifestó cínicamente en su primer informe que “nos vimos obligados a tomar decisiones que si bien no eran populares, sí eran las decisiones correctas para que Chiapas tuviera viabilidad financiera. Iniciamos apretándonos el cinturón en el gasto del gobierno y en el gasto corriente”.

         El gasto de publicidad e imagen de Velasco Cuello supera el doble que utilizó su antecesor Juan Sabines en 2 años, pero si aquél actúa mal, su partido “ecologista” está peor en sus andadas con el PRI, amén de que en un régimen democrático no pueden existir violaciones a la ley, como las que todos vemos en los cines, con hasta tres spots de diferentes temas del Verde en una sola función, y Lorenzo Córdova y sus consejeros electorales del INE parecieran estar dormidos o simplemente dejan pasar esta inequidad electoral.

Subrayamos esto porque seguramente se seguirá propagandizando como ya lo han hecho, y aunque esta denuncia también la presentó Movimiento Ciudadano ante la Cámara de Diputados, muy probablemente se habrá sentido aludido, ofendido e “indignado” el presidente en funciones de la Cámara, Tomás Torres Mercado, ya se imaginará Usted por qué. Curiosamente, gracias a la mayoría del PRI y sus cómplices, este último legislador proviene del Verde “ecologista”.

Hay que ser congruentes. Tampoco se puede defender la vida animal y pedir la pena de muerte de las personas, como hace este partido contra los secuestradores, pero menos aun se puede luchar contra el maltrato animal y permitir la violación a los derechos humanos. Se debe respetar íntegramente cualquier forma de vida humana en un régimen y un estado democrático de Derecho.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco avecindado en Chetumal, Quintana Roo, con más de 36 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba@hotmail.com                                                      leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                

luancaba.qroo@gmail.com

@legna2003                                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s