En primera fila ¡Mañosos en Holbox! Por Luis A. CABAÑAS BASULTO*

Chetumal, Q. Roo, martes 15 de julio de 2014

 Al carecer de un Programa de Manejo del Área Natural Protegida que regule el área protegida de flora y fauna Yum-Balam, se ignora formalmente qué se puede hacer o no en la zona, además de que Holbox tampoco cuenta con un Programa de Ordenamiento Ecológico Local (Poel), que dicte restricciones o parámetros de aprovechamiento.

Entre otros, estas fueron las principales causas que motivaron a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión a aprobar por unanimidad exhortar al Poder Ejecutivo federal a garantizar la conservación del área y regularizar jurídicamente ese ejido del municipio de Lázaro Cárdenas, donde diputados y senadores quintanarroenses optaron por no meter mano para evitar afectar la imagen del ex gobernador priísta Félix González.

El único priísta que abogó a favor de ellos en su momento fue el secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti Loría, con quien se reunieron tras haber tomado la alcaldía, en represalia por la amañada asamblea ejidal del 1º de junio, de la que, de acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la Semarnat, se obtendría el Acta de Asamblea por parte de la empresa “Península Maya Developments”.

Lo que buscaban los empresarios es que los ejidatarios pro yucatecos inscribieran el Acta en el Registro Agrario Nacional para legalizar los acuerdos que adoptaron “en lo oscurito”, entre ellos dividir en cuatro ejidos la isla (Holbox, Isla Holbox, Península Holbox y Punta Holbox), lo que facilitaría el desarrollo turístico y el despojo de tierras de los ejidatarios originales.

Para ese efecto, contaron con el “sospechoso” apoyo del entonces titular de la Secretaría estatal de Seguridad Pública, Carlos Bibiano Villa Castillo, quien evitó a toda costa la participación de legítimos ejidatarios que se oponían, lo que aparentemente provocó un enfrentamiento entre este funcionario y Mendicuti Loría, que tuvo como consecuencia que final, felizmente, el disque familiar de Pancho Villa disque “renunciara” (ja, ja, ja) y abandonara Quintana Roo.

Entre otras irregularidades, la asamblea se realizó en un sitio diferente al citado en la convocatoria, esto para distraer a los ejidatarios originales y evitar su asistencia para reclamar, mientras que los “ejidatarios yucatecos” eran prestanombres de los desarrolladores.

Por si fuera poco, entre las consideraciones del dictamen de los legisladores NO priistas se incluyen ordenamientos constitucionales, en el sentido de que todos tienen derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar, que el Estado garantizará el respeto a ese derecho y que el daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque.

En tanto, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente establece la atribución de las autoridades federales, estatales y municipales para la preservación y restauración del equilibrio ecológico, así como la protección al medio ambiente, y el artículo 27 constitucional reconoce la personalidad jurídica de los núcleos de población ejidal y comunal y su propiedad sobre la tierra.

Para ello, señala a la asamblea general como el órgano supremo del núcleo de población ejidal o comunal, con la organización y funciones de la ley. El comisariado ejidal o de bienes comunales, electo democráticamente, es el órgano de representación del núcleo y responsable de ejecutar las resoluciones de la asamblea.

Además, el artículo 25 de la Ley Agraria estipula la formalidad que deberá observarse antes y durante una asamblea, lo que NO fue el caso de Holbox, y por si fuera poco, el artículo 28 de la propia Ley dice que en caso de que en la asamblea se traten asuntos, como el de la fracción XI, sobre la división del ejido, deberán estar presentes un representante de la Procuraduría Agraria y un fedatario público, lo que tampoco ocurrió.

Así, la Comisión Permanente exhortó a la Federación a coordinarse con el Gobierno de Quintana Roo para garantizar la conservación y preservación de Yum-Balam y, a través de la Procuraduría Agraria, remitir un informe sobre la “asamblea” ejidal de junio, y si ésta cumplió con cada uno de los requisitos de la Ley Agraria. No lo creemos.

Con competencia para dictaminar el Punto de Acuerdo, la Tercera Comisión de legisladores dice en sus “Consideraciones” compartir la preocupación de los ejidatarios originales sobre la necesidad de proteger las áreas naturales protegidas de Yum-Balam, que en maya significa “Señor Jaguar”, y que se extiende sobre 154 mil hectáreas que incluyen la Laguna de Conil y sus manglares y la isla de Holbox.

De acuerdo con el Decreto del 6 de Junio de 1994, cuando se declaró área natural protegida, el ecosistema “Yum Balam” están en condiciones poco alteradas que conservan su naturalidad y tipicidad, con diversidad de aves residentes y migratorias; mamíferos casi todos los neotropicales, anfibios, reptiles y de plantas endémicas.

Alberga especies de flora y fauna en peligro de extinción, raras y endémicas, como tortugas marinas caguama y de carey; cocodrilos; aves como el flamenco, el jaribú, la espátula rosada, el zopilote rey, el halcón peregrino, el halcón aplomado, las águilas crestadas, el pavo de monte, el hocofaisán, el cojolite, la perdiz de Yucatán y la subespecie garzón cenizo, así como mamíferos como el tlacuachillo dorado, el mono araña y el aullador; oso hormiguero, cacomixtle tropical, jaguar, puma, ocelote, margay o tigrillo; jabalí de labios blancos, venado temazate, tapir y manatí.

Asimismo, cuenta con sitios de la cultura maya y vestigios arqueológicos representativos de las costumbres y el acervo cultural e histórico de los indígenas de la región. Lamentablemente, en forma más reciente, hoy también cuenta con políticos mañosos que se vendieron en su momento al mejor postor, Félix González, o bien que fueron engañados por éste, tal y como hizo con muchos otros quintanarroenses que, créalo o no, aún le prenden veladoras para alcanzar alguna posición política.

(Permitida la copia, publicación o reproducción total o parcial de la columna con la cita del nombre de su autor)

 

*Luis Angel Cabañas Basulto, periodista yucateco avecindado en Chetumal, Quintana Roo, con más de 36 años de trayectoria como reportero, jefe de información, editor y jefe de redacción de diversos medios de información, también ha fungido como Jefe de Información de dos ex gobernadores y tres presidentes municipales, y publicado tres libros.

luancaba2003@hotmail.com                          elquintanarroense@hotmail.com                              leg_na2003@yahoo.com.mx                      http://facebook.com/luisangel.cabanas            luisangel.cabanas@facebook.com                                luancaba.qroo@gmail.com                                                                @legna2003                                                 http://luisangelqroo.blogspot.mx/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s