PROLIFERACION DE CASAS DE EMPEÑO EN LA ZONA SUR. POR JULIAN PUENTE

Es más común encontrarnos aperturas de casas de empeño en cada esquina y colonia de esta ciudad, que alguna farmacia, papelería inclusive rebasando actualmente a los minisupers, esta nueva modalidad de negocio se ha incrementado desde hace un par de años a la fecha sin que exista una verdadera vigilancia en la apertura y operatividad de dichos establecimientos.

En la legislatura pasada el ex diputado local y presidente de la comisión de comercio en el congreso local, y ahora oficial mayor del mismo recinto legislativo, Gustavo García Bradley, presento una iniciativa de ley para regulación de las casa de empeño, pero de manera superficial que lo único que busco es que este tipo de negocios paguen impuesto de manera anual como si se tratara de una patente de venta de vinos y licores y es que las casas de empeño reciben utilidades anuales por alrededor de 12 mil millones de pesos a nivel nacional, superiores al 100 por ciento de sus inversiones, “en un proceso que despoja de su patrimonio a millones de familias de los estratos de menores ingresos”, acusó el diputado Jacqueline Estrada Peña, del PRD.

La ley presentada por García Bradley hace poco mas de dos año solamente regula la apertura y revalidación de las casas de empeño a través de la secretaría de hacienda quienes serán los encargados d revisar los permisos correspondientes además de que deberán de publicar durante el mes de febrero de cada año una lista actualizada de los negocios dedicados a esta actividad comercial.

Y es que actualmente esta tan fácil poder abrir una casa de empeño solo se necesita nombre o razón social del solicitante con domicilio en ele estado, domicilio del establecimiento, RFC, CURP y un contrato de adhesión ante la PROFECO.

Para el especialista en economía, Eder González, una de las principales irregularidades que se detectan en las casas de empeño es que no tenían contrato de adhesión registrado ante la Profeco, o bien utilizan en las transacciones comerciales un contrato diferente al registrado el cual no indica los plazos, términos y condiciones del empeño, ni el costo anual total (CAT) de los intereses.

Tan solo en las colonias populares de Chetumal ubicadas sobre todo en la parte norte, se pueden detectar fácilmente el crecimiento acelerado que han tenido este tipo de negocios, sobre todo en avenidas como la Maxuxac, Erick Paolo Martínez, mas al centro en calles como la bugambilias, madero y ni se diga la avenida de los Héroes y Álvaro Obregón.

En este tenor la diputad local Alondra Herrera Pavón quien además es presidenta de la comisión de desarrollo económico enfatizó que la falta de reglas claras ha propiciado un crecimiento desordenado de estas casas de empeño, que actualmente se encuentra regulado insuficientemente por la Ley Federal de Protección al Consumidor y la Norma Oficial Mexicana de Servicios de mutuo con interés y garantía prendaria. La legisladora urgió a poner en regla a las casas de empeño, a causa de su proliferación en colonias populares y poblaciones rurales. Reconoció que en muchas ocasiones éstas engañan a los usuarios y usan métodos “gangsteriles” para cobrar los adeudos.

“No hay ningún freno por parte de las autoridades bancarias ni de la Profeco en contra de estas casas de préstamo y empeño. A pesar de los altos intereses y de que han despojado a familias de enseres domésticos, automóviles, casas y efectivo”, subrayó en entrevista.

Hay que mencionar que dichas casas de empeño sirven en muchas ocasiones para ser lavaderos de dinero del crimen organizado, pero también una situación preocupante que dijo la diputada Alondra Herrera Pavón, es que no existe una vigilancia plena de este tipo de giros, es decir al propietario “le vale” si el articulo es robado o no, el puede comparar una tele en 500 pesos venderla en  mil, la factura e solo de menos dijo ya que hasta para eso son “mañosos”.

Es por ello que es necesario que se vuelva a legislar en la materia y obligar de cierto modo a instancias como la procuraduría d e justicia del estado a realizar verificaciones periódicas y aleatorias de estos negocios para detectar posibles artículos robados.

Y es que hasta actualmente las casas de empeño aceptan de todo desde una bicicleta oxidada pasando por laptops, motos, vehículos y hasta propiedades aprovechándose de la necesidad de la gente que al no poder tener un dinero rápido para salir de sus problemas acuden a estos giros donde les ofrecen una miseria con altos intereses que en muchos de los casos no se pueden pagar y terminan perdiendo la prenda empeñada.

La entrevistada por una parte atribuyo la oleada de robos a casa habitación en la capital del estado a la facilidad que tienen los ladrones de vender lo que hurtan en las casas de empeño sin mayor problema, hasta se podría presumir que existe algún tipo complicidad.

Cabe recordara que en marzo del año pasado el Nacional Monte de Piedad alertó a la población sobre la proliferación de casas de empeño que están “montándose en el dolor humano” para cobrar tasas de interés de hasta 24 por ciento mensual, lo que constituye plenamente una actividad de usura y lucro en detrimento de personas que se encuentran en un apuro económico.

En este sentido, Gustavo Méndez, vocero de la institución de asistencia privada, instó a la población evitar caer en las garras de quienes lucran con la necesidad de otros, por lo que recordó que el Nacional Monte de Piedad cobra únicamente cuatro por ciento mensual, es decir, cuatro pesos por cada 100 pesos prestados.

Sobre este mismo tema el secretario de la gran comisión del congreso del estado, Manuel Jesús Aguilar Ortega, señaló que la proliferación de casas de empeño en Chetumal y en el país es un negocio redondo algunas han encontrado la forma de explotar a los más pobres otras ofrecen un préstamo mayor por la prenda pero con un interés mucho más alto, luego lo empeñan en el Nacional Monte de Piedad en donde les cobran un interés del 4 por ciento. Dijo que los propietarios de estas mini casas de empeño obtienen ganancias mensuales por el valor del objeto empeñado del orden del 6 al 8 por ciento. En el caso de joyería de oro estos negocios compran a un valor más bajo, posteriormente funden el metal y lo venden al precio del mercado.

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s